Administración de Fincas y Comunidades

Proximidad, transparencia y confianza

Contamos con un Administrador de Fincas Colegiado y con personal cualificado para dar respuesta y atender las necesidades de nuestros clientes.

Nuestro trabajo se basa en dar cumplimiento a la Ley de la Propiedad Horizontal y Estatutos de la Comunidad.

El propósito de nuestra administración es dar un servicio de dedicación, proximidad, transparencia y confianza a nuestros clientes, consiguiendo un funcionamiento óptimo de las Comunidades que gestionamos.

Dentro de nuestras funciones destacan:

Negociación y seguimiento de los contratos: siendo nuestro máximo objetivo velar por los intereses económicos de la Comunidad y garantizar un buen servicio.

Garantizar el buen estado de las instalaciones y servicios mediante revisiones periódicas de la finca y asesoramiento en materia de ahorro energético, económico, ... a la comunidad.

Defender los legítimos intereses de nuestros clientes.

Actuar como Secretario-Administrador en las diferentes juntas.

Gestionar los mandatos de la comunidad según lo establecido en la Ley de Propiedad Horizontal.

Dar un servicio rápido y eficiente a nuestros clientes. Atendiendo quejas, sugerencias, ...

Gestión de cobros de los vecinos. En caso de existir morosidad se utilizan todos los medios legales para su reclamación. Todo esto siempre tras las autorizaciones pertinentes.

Elaboración de las cuentas anuales y presupuestos para el siguiente ejercicio, tras su revisión y análisis con la Junta Rectora. Análisis de desviaciones y propuesta de medidas adoptar.

Para cada asamblea se elabora un informe detallado de las actuaciones realizadas en la comunidad. Se facilitan las cuentas de la misma y se les presenta un presupuesto económico detallado para el siguiente ejercicio.

Controlar que los mantenimientos necesarios de las comunidades son realizados. Informando siempre a la Junta Rectora de las deficiencias encontradas y de las soluciones aportadas.

Se trabaja de forma permanente con la Junta Rectora, informándole periódicamente del estado de cuentas, así como de las cuestiones que afectan a su comunidad, para de forma conjunta adoptarlas mejores soluciones.

Custodia de la documentación de la comunidad, haciendo que esta cumpla con la Ley de Protección de Datos.